Ramadán: el mes del ayuno

Hoy ha comenzado oficialmente en Alemania el mes del ayuno musulmán: ramadán  (o ramazán, porque el sonido en cuestión está a mitad de camino, es una especie de “th” inglesa en “the”)

Ha comenzado “oficialmente”, porque las distintas agrupaciones y asociaciones islámicas así lo han decretado, ya que la conversión del calendario lunar árabe al calendario solar gregoriano puede dar errores de cálculo de un día, y por eso conviene ponerse de acuerdo a nivel nacional.

Ayer los otros 30 y pico residentes del alojamiento de Jakob aún discutían si hacían caso a sus parientes en Afghanistán y empezaban el ayuno un día más tarde, o se adaptaban al reglamento local y empezaban hoy. Jakob lo tuvo claro desde el principio: “Ahora yo estoy en Alemania”.

Ya la semana pasada quiso explicarme que este mes iba a ser complicado para él: “Yo este mes algunos días muy cansado, dormir mucho de día. Veinte horas no comer, no beber…” Él ya sabía la impresión que me causa lo de no poder tomar ni una gota de agua, así que se apresuró a añadir: “Ramadán para mí no es problema, no tengo hambre, no tengo sed. Último verano, yo camino a Europa, es ramadán, no es problema para mí. Otros tienen problemas: todo el día no fumar, no… no… “ Jakob ladeó la cabeza y dejó de mirarme a los ojos, como hace cuando está avergonzado. De ello deduje que intentaba explicarme que la abstinencia también se extiende a las relaciones sexuales, pero en ese momento no se me ocurrió cómo ayudarle a enfocar el tema, o a eludirlo. Afortunadamente él concluyó de manera muy elegante: “No besos a tu amiga o mujer”.

Como aquí las mezquitas escasean y no se escuchan las llamadas del muecín, para ayudar a los creyentes a planificar sus dos comidas nocturnas existen unos estupendos calendarios con las horas de salida y puesta del sol en cada zona del país y los horarios oficiales de las cinco oraciones reglamentarias. Uno de estos calendarios le ha llegado a Jakob, vía smartphone, de parte de mi vecino turco.

Este buen vecino ha llevado a Jakob un par de veces a la mezquita, en las semanas en que los remordimientos de conciencia por no poder traer a su sobrina, ni al resto de su familia, le torturaban con mayor fuerza.

Mi vecino es además el amable casero de un alojamiento para refugiados (aunque allí sólo viven 20, no el doble, como donde está Jakob), los visita a diario, les atiende todas las peticiones posibles, los lleva en su monovolumen a diversas citas… es el tipo de casero que todos los refugiados deberían tener.

Jakob hubiera deseado poder ir a la mezquita con más frecuencia en este mes sagrado, pero de momento no es posible. Mi vecino se ha excusado a sí mismo de cumplir el ramadán esta vez: el motivo es que esta semana está de viaje fuera del país con su mujer y una hija, y entonces ellos tendrán que recuperar las cuatro semanas de ayuno en algún momento – por ejemplo en invierno, que es más fácil.

El calendario de mi vecino da lugar a que esta madrugada Jakob haya comido entre las 2:40 y las 3:10 de la madrugada, antes de que se iniciara la primera claridad del día, y que su siguiente comida vaya a ser esta noche a las 21:30 h. Como estamos acercándonos al solsticio de verano, con cada día que pase las comidas se distanciarán un par de minutos más.

El mes de ayuno terminará en julio con una fiesta de tres días de duración, en la que los musulmanes suelen llevar sus mejores galas, regalan dinero a los niños, y visitan a todos su familiares, con gran alegría. Ya os contaré cómo hacemos con Jakob, para que no se nos deprima.

Un comentario

  1. Amparo Ullrich · junio 7, 2016

    Gracias Karen querida, Muy interesante tu redacción sobre el » Ramadan «: Estoy muy contenta de que ya estoy conectada.

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s