Preferiría poder seguir callada

Saludos.

En abril fui buena con vosotros y os escribí un par de artículos divertidos, por aquello de amenizaros un poco el confinamiento.

No comenté las noticias que seguía leyendo de Afganistán, con los más de 96 soldados muertos pese a aquel curioso acuerdo de febrero entre los talibanes y los estadounidenses; ni las amenazas de Uzbekistán de cortar el suministro eléctrico si Ghani y Abdullah no le pagan las deudas. Me había guardado también la noticia del 1 de mayo sobre los 7 millones de niños en riesgo de desnutrición por las subidas de precios durante la pandemia.

Hubiera querido no tener que comentaros el atentado suicida de ayer, durante el funeral de un militar, con 32 muertos y 100 heridos. Y lo peor… lo peor son los 24+ muertos del ataque a la maternidad de Kabul, también de ayer. El + son los bebés no nacidos, pues la mayoría de los fallecidos eran embarazadas a punto de dar a luz, y, de los 16 heridos, alguno más puede morir esta noche aún, con mala suerte. Se cree que ha sido el ISIS, pero no está claro, ya ni se molestan en reclamar la autoría de los hechos.

En fin, espero que procuréis seguir en casa lo más posible, os lavéis las manos, guardéis las distancias y no os toquiteéis la mascarilla. Y dad las gracias por no tener miedo de volar en pedazos cuando por fin salís a la calle.

Por cierto, ¿alguno tenéis datos de la pandemia en los campamentos griegos?

P.S.: mi fuente es tolonews.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s