De tiendas – por decir algo

Me gustaría saber cuándo y por qué se extendió la denominación de la palabra “tienda” a los establecimientos de comercio. Ahora, si me quiero referir al uso original, a menudo tengo que añadir la coletilla “de campaña” para evitar la confusión, mientras que nadie tiene problemas en diferenciar tent de shop ni Zelt de Laden (otra palabra con una evolución interesante).

Bien, la primera protagonista del artículo de hoy se llama Jacqueline Flory y es la fundadora y presidenta (no voy a malgastar mis energías con esta palabra) de la asociación “Zeltschule e.V.”, es decir, Escuela en Tienda… de campaña. Estas tiendas en cuestión se encuentran en varios campamentos de refugiados de Siria y Líbano y se construyen con el material que financia la asociación y con la ayuda física de los propios refugiados, algunos de los cuales también hacen luego de profesores.
Podéis informaros a fondo sobre este fantástico proyecto aquí: www.zeltschule.org, yo sólo os cuento dos cositas.
La primera se puede leer en la página web y dice que dan clases de cinco asignaturas: árabe, matemáticas, inglés, ciencias naturales y música. “Precisamente el hecho de cantar y bailar juntos ayuda mucho a los niños en la superación de sus traumas.”
La segunda la he leído hoy en mi periódico, en una entrevista de Ingrid Grohe a la señora Flory, donde explica que, debido al confinamiento por la pandemia, los campamentos tienen que hacer homeschooling, o sea, ‘enseñanza en casa’. Sí, habéis leído bien, pero no, no es una teleescuela como la vuestra, digital. En los campamentos los maestros pasan personalmente cada mañana por todas las tiendas donde viven los niños y les entregan las hojas con los deberes, que luego recogen en otro paseo por la tarde.
Hala, ya podéis hacer donativos a la asociación o comprar peluches cosidos por las madres refugiadas.

La segunda información que os traigo está un poco relacionada con la anterior, pues trata de una profesora de alemán para refugiados. Esta mujer, de nombre desconocido, tiene un blog llamado eklastic que descubrí hace algunas semanas y sigo con interés. Allí cuenta sus experiencias en las clases con sirios y afganos, algo parecido a lo que yo escribía en los primeros artículos de karensmultikulti, antes de centrarme en la ayuda personalizada a mi ahijado afgano y la llegada de la familia siria a mi vecindad. Pero ella es más valiente que yo: sus artículos son bilingües, inglés-alemán.
En mi descarga diré que también son más breves 😉 y que yo no necesito más seguidores que los 22 que tengo en estos momentos 😀

Y lo tercero que os comento estaba en el periódico de ayer y dice que el número de peticiones de asilo en la Unión Europea, Noruega y Suiza, entre enero y agosto, se ha reducido en un tercio con respecto al mismo periodo del año anterior, principalmente por la pandemia – no porque se estén solucionando los problemas en los países de origen. La mayoría de las solicitudes tuvieron lugar en el mes de agosto por parte de sirios, afganos, venezolanos y colombianos.
Sí, queridos amigos españoles, parece que la proporción de solicitantes de asilo procedentes de Marruecos y países subsaharianos no es significativa para el total europeo, aunque vosotros creáis haber visto muchos de ellos en vuestras islas y costas. Eso sí, los peticionarios hispanohablantes os tocan a vosotros en un 90% de los casos.
Podéis encontrar estos y otros datos sobre la evolución del asilo en Europa en la propia página de Easo, la oficina europea de apoyo al asilo.

Bien, es todo por hoy, queridos. Ya os he dicho que yo no necesito propaganda, pero pensad si mis temas la merecen. Os deseo un buen fin de semana. Cuidaos mucho.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s