Los Magos de Oriente

El 1 de enero quise comenzar el año con optimismo y un mensaje positivo, porque en Navidad había sido un poco dura con vosotros.

¡Gracias a Trump, qué poquito nos ha durado la ilusión de los buenos propósitos!

En Oriente hay que ser mago para poder sobrevivir.

PS: Si los jefes de estado de dos países no se saben poner de acuerdo de forma diplomática, ¿por qué no se les puede organizar un combate cuerpo a cuerpo entre ellos dos y dejar en paz al resto de la población civil?

Screenshot_20200106-095030

Se busca…

La Navidad ya está aquí. Regalos, regalos y más regalos. El que no sonríe, es que no se ha contagiado aún con el espíritu navideño. Fiesta, fiesta.
Además hay que hacer memoria de las cosas que han acontecido en el 2019, antes de que se acabe y hagamos borrón y cuenta nueva. ¿No es cierto?

¿Jugamos a algo?

Se busca un país, un lugar muy especial, que durante este año haya cumplido estas características:

a) No ha sufrido ni se ha implicado en ningún conflicto bélico, no ha sufrido estado de sitio, invasión ni atentados terroristas.
Ya podemos eliminar un buen número de países. Primero, los clásicos: Yemen, Siria, Afganistán, Ucrania, Somalia, Arabia Saudí, EE.UU…; luego, los afectados por el grupo Boko Haram: Nigeria, Chad, Camerún…; el conflicto de Cachemira entre India y Pakistán; México y el narcotráfico; Palestina, Israel…

b) No ha usado la violencia contra sus propios habitantes por motivos políticos ni étnicos.
Adiós Venezuela, Birmania, China, Bolivia, Chile…

c) No ha sufrido víctimas por catástrofes naturales.
Incendios en Australia, erupción volcánica en Nueva Zelanda… ¿Cuántos países europeos quitamos aquí? Inundaciones en Francia, temporal en España, terremoto en Albania…

d) Se han respetado los Derechos Humanos, no ha habido casos graves de corrupción, no hay violencia de género, no hay crisis económica, no hay riesgo de que el idílico país desaparezca por el aumento del nivel del mar…

¿Nos queda algún país así?
Quizás, quizás.

Pero… no te hagas ilusiones, no van a aceptar tu petición de asilo.

¿Entiendes ahora el significado de la Navidad? Aprovecha lo que tienes y ayuda a los que no tienen ni eso.

P.S.: Un recuerdo de hace 3 años:
Prueba de agudeza visual: ¿Cuántos desplazados, refugiados, extranjeros y personas de nacionalidad dudosa acuden con esperzanza a este alojamiento de emergencia a celebrar el nacimiento de un hombre que dijo: «Amaos los unos a los otros»?

Portal-de-belen_2